Últimos temas
» Ficha de Arima
Lun Ago 31, 2015 7:08 am por Invitado

» To Aru Majutsu no Index/A Certain Magical [Élite]
Dom Ago 02, 2015 7:02 pm por Invitado

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (normal)
Mar Jun 23, 2015 3:23 pm por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Afiliación-Elite]
Dom Mayo 31, 2015 9:33 pm por Invitado

» Requiem of Fiore {Élite}
Sáb Mayo 30, 2015 7:37 pm por Invitado

» Feudal Inuyasha (Crossover Inuyasha y Tsubasa Chronicles) (Confirmación Élite)
Lun Mayo 11, 2015 8:06 am por Invitado

» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Sáb Mayo 02, 2015 5:58 pm por Invitado

» Ficha Daisuke Motomiya
Mar Abr 28, 2015 10:06 pm por Tanner

» Himitsu no Pettoakademi - Confirmaciòn hermana-
Lun Abr 27, 2015 8:02 pm por Invitado

» Ficha Ken Ichijouji (antiguo Digimon Kaiser)
Dom Abr 26, 2015 1:54 pm por Tanner

»  Ø the MESSIAH — Confirmación Élite
Mar Abr 14, 2015 4:58 pm por Invitado


A Psycho Digidestined {Jill ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A Psycho Digidestined {Jill ID}

Mensaje por Invitado el Dom Oct 13, 2013 9:53 pm


Jillian Aryanne Silvertongue Skywalker




Datos del Personaje


General


Nombre completo: Jillian "Jill" Aryanne Silvertongue Skywalker
Edad: 17
Género: Femenino
Digimon acompañante: Viximon - Renamon - Youkomon - Doumon - Kuzuhamon.
Nacionalidad: Alemana
Orientación sexual: Bisexual
Grupo: Digidestined


Personalidad


Ella no es la típica damisela en apuros o la típica chica ruda. Jill es más bien una antihéore, una princesa guerrera que no duda en defender lo que quiere cuando quiere y esto debido a su infancia tan poco usual. Es bastante borde y fría con quienes la tratan mal, pero suele ser amable y hasta expresiva con quienes la tratan bien. Es bastante multifacética y aunque no raya en lo bipolar, si es bastante cambiante de humor. A pesar de esto, es muy buena actriz y sabe como mantenerse completamente seria y fría cuando la situación así lo amerita. Ella es una de esas personas que prefieren mirar y escuchar dos veces antes de hablar, piensa que para eso los seres humanos tenemos dos ojos, dos orejas y una boca. Se trata de una chica observadora, muy suspicaz y persuasiva, es ambiciosa además de algo terca y bastante impaciente, pero es muy inteligente, seria y de mente demasiado abierta -y liberal, cabe destacar- cosa que le ha dado ciertos problemas con la gente, pues si bien piensa mucho las cosas, cuando tiene que hablar no hay quien la calle.

Suele ser bastante divertida si se le agarra de humor, pero también puede ser una completa desgraciada si se le agarra por las malas. Es de esas que si no la desprecias de gratis ni la prejuzgas, tendrás a una buena amiga, pero si la tratas mal de forma prejuiciosa o porque si… la historia cambia. Para ella todo depende del cristal con el que se le vea.
De hecho, ella es una chica decente, pero de cuidado, pues le agrada que le teman, pero no que la odien del todo; Jill prefiere ser amada a odiada, y temida a idolatrada. Simplemente no le gusta llamar demasiado la atención.
Ella respeta a la gente que la respeta, pero se impone cuando debe hacerlo, es una líder nata aunque ella aun no sepa si eso es positivo o negativo, pues influye a veces demasiado en los demás y a veces sin darse cuenta de ello. Su capacidad manipulativa es bastante amplia y se puede decir que "se teme" por ello, pues si bien manipula fácilmente, hay ocasiones en las que lo hace sin fijarse y termina generando un desastre. Es una artista de las palabras y sabe como manipular a la gente a la perfección, puede crearte o destruirte según le convenga. Con sus amigos se muestra como una chica sincera y transparente, sin embargo cuando se trata de conseguir sus objetivos no vacila ante la idea de traicionar o mentirle a alguien. Jill puede ser una auténtica arpía cuando la situación lo merece.

Por otra parte, Jill es bastante violenta internamente y realmente no sabe muy bien de donde sale toda aquella malicia. Hay veces y situaciones en las que se descontrola y no vive más sino para destrozar con sus propias manos al objeto de su ira y si busca venganza y no descansará hasta tenerla. Jill es lo más cercano a una verdadera alma torturada que se conoce y aún así se mantiene bastante jocosa y sonríe con regularidad. Le gusta jugar con la gente, es muy indecisa y bastante cruel si se lo propone. Y todo ésto se debe a un pequeño déficit llamado sociopatía. Jill puede sentir sentimientos por la gente, pero prefiere el desapego y alejarse lo más posible de las relaciones sociales en general. Lo que la convierte en una persona sumamente voluble, además de volátil... Su paciencia es bastante escasa cuando se impacienta aunque es bastante complicado hacerla enojar de verdad. Jill se caracteriza por no tener mucha paciencia, pero cuando la tiene, la tiene.

También es algo ruda y exigente consigo misma, pues si bien no se considera preciosa ni es pretenciosa -pero tiene buena fe en su valía como guerrera-, es bastante cruel consigo misma, pues siempre cree que se ve peor de lo que está o que sencillamente no es bonita ni tiene arreglo cuando la realidad es otra completamente diferente. Además de que siempre se exige lo mejor y lo máximo y a veces suele ser algo exagerada pues siempre quiere dar el 200% cuando solo puede dar un 100%, y si no puede hacerlo se frustra. Le fascina hacer daño a las personas que se lo merecen pero es tan sádica algunas veces, que llega un momento en el cual no sabe exactamente qué es lo que está haciendo o por qué.

Aunque irónicamente ella sea una persona muy sociable gusta estar sola y tomarse su tiempo para pensar. No necesita de una forma enfermiza estar rodeada de amigos. Es toda una marea de contradicciones, es algo distante y seca cuando tiene que serlo, pero amable y cálida cuando también debe serlo. Ella prefiere irse por debajo de todo, seria y letal, a exponerse y ser blanco fácil de odios fáciles. Ella es partidaria de actuar como el lobo disfrazado de oveja. La estrategia es algo que ella sabe realmente como hacer y analizar y en parte ésto le permite pensar con claridad y velocidad.

Pero eso es al menos por las buenas, por las malas no duda es darse a las manos y perder su actitud de "señorita" y suele ser bastante sádica en ocasiones. Le gusta ver la sangre correr y lo disfruta de hecho. Ésto no la convierte en una psicópata, pero es un aspecto de su personalidad que prefiere no divulgar por miedo a que le rechacen el doble. Y aún así ella sigue viviendo su vida como le da la gana, sin importarle mucho lo que opinen los demás al respecto.

Por las malas, es una persona completamente diferente. Tanto, que no puedes creer que es la misma.
De hecho, sus amigos más cercanos evitan que tenga éstas explosiones de furia, pues lanza las cosas, grita, dice groserías y hasta se va a las manos, pues en algún momento tanta violencia y presión interna deben salir por algún lado, pero pesar de ésto, pocas veces se la ve así y drena su estrés, angustia e ira bien sea cantando, dibujando hasta tener la mano hinchada, entrenándose o golpeando algo. Casi siempre se inclina a los golpes, pero de vez en cuando puedes escucharla cantando a viva voz o dibujando hasta trasnocharse.
A fin de cuentas, Jill, es más una chica ruda que una princesita -a pesar de que esté en un intermedio bastante extraño y su apariencia no ayude mucho- es de esas que les gusta escuchar rock, no peinarse, ver películas de monstruos, entrarse a golpes con algún desconocido y quizás masculina en actitud pero conservando su esencia como chica en apariencia.
El problema más grave de Jill es que es muy inapropiada, es grosera y algo soez en su modo de hablar algunas veces y es muy pero que muy sincera, al punto de decir las verdades de una manera tan cortante que la gente tiene dos reacciones: Enojarse o Congelarse. Por ésto, suele mentir muy poco, pero si lo hace jamás es con una buena intención.


Apariencia


Jill es una chica que definitivamente suele llamar la atención en muchos aspectos, pues es una chica de cabello rosa sumamente largo y sus ojos son de un color magenta casi rojo que intimidan con facilidad a las personas que tienen la desgracia de recibir una mirada gélida de la muchacha. Ella es alguien que siempre ha gustado vestir bien y verse presentable aunque debajo de esa vestimenta en ocasiones formal, siempre hay alguna arma oculta, ya sea un collar, unos palillos de cabello o un pliegue escondido en el vestido. Toda la ropa de Jillian esta modificada para esconder armas y por lo tanto suele tener una vestimenta hecha a la medida además de muy poco convencional.

De complexión delgada y atlética, Jill tiene mucha más fuerza de la que aparenta y más peligrosa de lo que realmente parece. Su cuerpo resiste bastante bien caminatas y trabajo duro. Resiste con gran capacidad los climas fríos pero realmente es bastante débil con el calor. Su altura está entre 1,54 y 1,57.



Historia


Una tarde de julio, nace la pequeña Jillian en una zona fría de Berlín. Era una chica algo prematura y sobretodo fastidiosa. Siempre independiente y siempre viviendo la vida por su cuenta, creció tranquilamente con su familia; siendo su padre un civil común y corriente y su madre lo mismo. Su madre siempre tuvo una relación tensa con ella, pues las palabras de la niña siempre fueron sumamente sinceras, pero a la vez sumamente mentirosas... Siempre buscaba excusas, siempre manipulaba y siempre mentía... Y realmente nadie le enseñó, fue algo con lo que ella nació y creció, habilidades que le han ayudado a sobrevivir a lo largo de los años. Y son costumbres sociales cuando vives en un témpano de hielo como lo es Berlín en invierno...

Sus padres discutían todo el tiempo, hasta que finalmente Eddard las abandonó a ella y a Cersei por casi un año entero. Jill lloraba y pedía cada noche para que su padre estuviera bien y regresara, que su madre dejara de ser tan hostil con ella y que pudiera vivir con tranquilidad. Estos recuerdos le duelen, y hacen que necias lágrimas de las pocas que aún le quedan acudan a sus ojos sin mediaciones y quizás es uno de los temas que más le duelen en el alma.
Su madre cada vez se volvió más hostil y sobretodo cuando Eddard regresó, pues hacía feliz a la niña como ella pocas veces pudo y casi siempre esa felicidad era nimia, pues Cersei siempre encontraba un motivo para enojarse de nuevo y echarle la culpa de eso a su hija. Ella creció, cada vez con más rencor, cada vez más alejada de todos y cada vez más enojada consigo misma. Siempre mirando a un lado, siempre deseando la muerte de otros, siempre enojada con la vida misma.

Comenzó a estudiar como lo haría cualquier chica normal. Su padre le fomentó los valores de querer mantenerte siempre quilibrado en todos los aspectos y la entrenó físicamente con diversos estilos de artes marciales para que pudiera ella lidiar con cualquier cosa que se le presentara, pues siempre había sido de apariencia débil y aunque eso pudiera ser su mayor ventaja, la cuestión era sólo parecerlo. No serlo.
Terminó sus estudios, aunque a medias, pues los diversos encontronazos con su madre no hacían más que ponerle de los nervios y distraerla de todo, pues sólo pensaba en irse de casa y dejarla sola y sabía que ese tipo de cosas no deberían ser.
En Berlín ella definitivamente se sentía demasiado fuera de sitio, aunque el lujo y la atmósfera de dicha ciudad siempre fue un sueño para ella, además de que estaba alejado de aquella montaña que aunque era su hogar y amaba más que nada... Le era demasiado limitante. Pero hasta no tener 17, no podría irse.

Conoció a los 15 el evento que cambiaría toda su vida y conocería a su amigo más cercano, un Reremon.
Una noche, cansada de todo, Jill decidió salir de casa por un buen rato y escuchó un ruido en arboles cercanos a su hogar, y allí estaba, un Wanyamon mirándola confuso. ¿Qué hacía allí? ¿Qué demonios era esa cosa? Pero a pensar de que sus pensamientos se agolpaban, Jill decidió acercarse y ver que demonios era esa cosa.
Tal como Alice, corrió detrás de un Wanyamon aterrado por haber sido descubierto y finalmente terminó entrando al mundo digital. Casi sufre accidentes más de una vez las primeras horas de llegada, pero pronto descubriría que Wanyamon la atrajo a ese mundo para conocer al que era su digimon destinado que era Reremon y ella era una de los Digielegidos seleccionados para salvar al Digimundo. Aprendió un poco a los golpes y aunque Wanyamon es realmente latoso a veces, ella no podría pedir mejor tutor y así mismo, compartía todo el tiempo posible con Reremon hasta crear una relación bastante estrecha con el digimon.
Cuando se graduó a los 17, se fue de casa permanentemente junto a Artemisa y Key (Su Reremon y Wanyamon) y digo "hasta luego" a aquella casa tan enorme en Berlín, para saludar el clima más decente de Estados Unidos.
De improvisto, el cambio de actitud que sufrió que Jill al verse en otro país, con nuevas actitudes y con una misión establecida mucho más importante que otras cosas que haya conocido, causaron en Reremon una transformación que lo llevó a volverse en Viximon, una digievolución un poco más resistente y con más forma.
Ahora ella se haya en la diatriba de seguir salvando al digimundo, pero también queriéndose enfocar en sus cosas importantes del mundo real... Y aunque no esta saliendo del todo bien, Jill está poniendo su mejor esfuerzo para cumplir su misión. Y aunque realmente no quiere dejar al digimundo en manos de una amenaza desconocida (y debe buscar a los otros Digidestined) tampoco quiere perder todo aquella independencia y metas por las que ha trabajado hasta ahora.
Planea que Wanyamon se una de forma definitiva al equipo que ella forma con Viximon.




Última edición por Jill Silvertongue el Lun Oct 14, 2013 2:53 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: A Psycho Digidestined {Jill ID}

Mensaje por Tanner el Lun Oct 14, 2013 12:40 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tanner

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 13/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.