Últimos temas
» Ficha de Arima
Lun Ago 31, 2015 7:08 am por Invitado

» To Aru Majutsu no Index/A Certain Magical [Élite]
Dom Ago 02, 2015 7:02 pm por Invitado

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (normal)
Mar Jun 23, 2015 3:23 pm por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Afiliación-Elite]
Dom Mayo 31, 2015 9:33 pm por Invitado

» Requiem of Fiore {Élite}
Sáb Mayo 30, 2015 7:37 pm por Invitado

» Feudal Inuyasha (Crossover Inuyasha y Tsubasa Chronicles) (Confirmación Élite)
Lun Mayo 11, 2015 8:06 am por Invitado

» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Sáb Mayo 02, 2015 5:58 pm por Invitado

» Ficha Daisuke Motomiya
Mar Abr 28, 2015 10:06 pm por Tanner

» Himitsu no Pettoakademi - Confirmaciòn hermana-
Lun Abr 27, 2015 8:02 pm por Invitado

» Ficha Ken Ichijouji (antiguo Digimon Kaiser)
Dom Abr 26, 2015 1:54 pm por Tanner

»  Ø the MESSIAH — Confirmación Élite
Mar Abr 14, 2015 4:58 pm por Invitado


Ayano's ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ayano's ID

Mensaje por Invitado el Jue Oct 17, 2013 6:01 pm




Ayano Tateyama




16 años | Femenino | Japonesa | Heterosexual | Tamer


Fisiología


Ayano es una chica de rasgos asiáticos que no posee ningún carácter destacable que la diferencie del resto de japonesas. Considerándose una más del montón de tez blanquecina, liviana y suave al tacto, alcanza los 43 kilogramos en peso y no sobrepasa el metro 55 de altura.

Su pelo es moreno y largo hasta la espalda. Cuando esta sometida a los rayos del Sol, el color azabache de su cabeza cambia a ser marrón oscuro. Liso y sin enredos. El mechón o franja de su izquierda esta sujeto por dos clips rojos que tiempos atrás se los acomodaba en forma de cruz y el cabello se lo recogía en una coleta.

Bendecida desde su nacimiento con unos ojos grisáceos. Estos fueron durante una temporada rojos al ser devorada y manipulada por la oscuridad de su corazón que actualmente aún reside en ella, y carece de poder para controlarlo. Sin previo aviso, estos se colorean cuando Ayano baja la guardia y se tienta al lado malo.

A lo que respecta la manera de vestir, el negro, el blanco y el rojo son sus preferencias y los colores favoritos. Siempre se la ve con su inseparable bufanda roja por encima del pelo y enroscada al cuello. Vestimentas femeninas coquetas predominando las faldas de volantes y las camisetas de manda corta o de tirantes pero sin buscar la provocación del personal. Durante su estancia en el mundo digital lleva puesto el uniforme de su instituto al estilo marinero con falda por encima de las rodillas, unos calcetines altos negros y unas zapatillas clásicas de la misma tonalidad.


Psicología


La sinceridad no es un tema que respete en su totalidad pero tampoco se la considera una mentirosa. Por no causarle problemas a los demás, usualmente se la ve con una cálida sonrisa de oreja a oreja que enmascara sus preocupaciones, sobretodo su salud. A su vez, esta dificultad la ha convertido en una joven optimista y fuerte de espíritu. Madura y tierna donde se la ve, prioriza a sus seres queridos antes que su propio bienestar. Sus impulsos de ser agradecida y curiosa con la gente que se topa en el camino, la empujan a querer relacionarse con todo el mundo simulando una Ayano ingenua y a veces ajena al mundo. En verdad esto último hace referencia de que se encuentra meditando algo serio en su interior y que no desea compartirlo con nadie.

No parece conocer el significado de la palabra maldad o traición pero ojo, no se dejen engañar. Esto no quiere decir que sea tonta. Cansada de que la gente la clasifique por su dulce apariencia, no tiene un pelo de estúpida y se las puede apañar sola para salir de las situaciones aunque no siempre salga victoriosa. Sin importar qué, nunca arrojará la toalla e independientemente del esfuerzo, finalmente logrará cumplir los objetivos que se proponga menos en sacar buenas calificaciones; el estudio es su talón de aquiles.

Responsable y honesta. Testaruda cuando le llevan la contraria en algo que sabe al cien por ciento que esta convencida de que es verdad y de paciencia moderada. No es celosa y cuando se enfada (aunque no es común en ella), es una auténtica bestia manifestando una fuerza sobrehumana. Se sabe que en situaciones peliagudas se deja de tonterías y hace uso de su astucia, y que por no hacer daño a un amigo, es capaz de mentirle. El actuar o fingir se le da bien. Destaca también por su amor a los niños pequeños, es mas, en un futuro le gustaría ser profesora de guardería. No cree en el príncipe azul ni en el mundo de color de rosa. El ámbito amoroso a lo que pareja se refiere es algo que ella considera que es incapaz de predecir y que cuando llegue, llegó.


Historia


Nació en Hokkaido en la subprefectura de Iburi un 22 de Septiembre.

De familia humilde y adinerada pero siguiendo una vida normal y corriente como todo ciudadano. Al nacer, su madre no pudo soportar el parto por su cuerpo tan débil y murió dejando a la chica en las manos de su padre biológico. Un desgarrador grito acompañado de una lluvia de lágrimas se dieron en aquel día.

A los 3 años, su padre tuvo que mudarse a Tokio capital junto a Ayano ya que debido a su trabajo, no podía dejar sola a la pequeña. Era conocido nacionalmente como el científico Takahiro, hombre que contribuía en el proyecto Digimon como uno de los cabecillas principales. Hasta ahora, estaba trabajando desde la distancia pero sus superiores necesitaban su presencia en el laboratorio de investigación urgentemente ubicado allí.

Debido a la ausencia de alguien que hiciera el papel de madre, Takahiro hacía todo lo posible para mantener contenta a su hija aunque era poco el tiempo que permanecían juntos: las mañanas, 10 minutos y las noches hasta después de las 12. Ayano tuvo que aprender a ocuparse de las tareas de la casa incluso cocinar y acudir sola al colegio.

Tras cumplir 9 años, Takahiro estaba listo para decirle la cruel realidad sobre su esposa a Ayano pero ella se adelantó, alzando una mano a los labios de su tutor y sonreírle - Lo sé. No hace falta que lo digas. Gracias - supo sin la ayuda de nadie lo de su madre y se lo tomó con relativa tranquilidad. El diálogo acabó con un dulce abrazo que los hundió en ternura. Lo que menos deseaba era preocupar a su padre por lo que lloraba en silencio todas las noches tras acabar de rezar a los pies de su cama.

Su rutina como estudiante le iba bien socialmente hablando. Con las chicas se llevaba genial y con los chicos la atosigaban a todas horas con preguntas unas más incómodas que otras. Aun por el éxito que tenía, sus calificaciones eran malas y nunca tuvo novio. Ni siquiera aceptaba las citas que le proponían.

En su decimotercero cumpleaños, sopló las velas y su padre le regaló una bufanda roja que tiempos atrás se lo dio a su esposa en su primer año de noviazgo juntos. Desde entonces, no se la quita ni para hacer gimnasia. El aroma de su madre permanecía en aquella prenda y le brindaba tranquilidad.

Acercándose San Valentin, Ayano tuvo las tres últimas horas libres así que se escaqueó de clase y se fue a visitar a Takahiro con un chocolate hecha por ella la noche anterior. Sin tener problemas en acceder al laboratorio, estuvo preguntando en el mostrador a donde se encontraba el científico ahora mismo. Le dijeron que estaba realizando unas investigaciones en la sala que recibía ese mismo nombre y que el acceso estaba prohibido para toda persona ajena al proyecto. Triste, se dispuso a abandonar el edificio y regresar más tarde pero las ansias de darle el regalo le podían más y como pudo, logró burlar a los empleados hasta llegar a su destino.

Cuando llegó, la puerta estaba media cerrada con tan solo una franja abierta. Puso el ojo y allí estaba. Su mirada se iluminó y una enorme felicidad recorría su boca. Era ahora o nunca. Empujando a querer entrar, se detuvo al escuchar una voz femenina y retrocedió de inmediato ocultándose. Curiosa, repitió la acción de espionaje y para su sorpresa, vio como la mujer se aferraba al cuello de Takahiro y le brindaba un beso en los labios tras decir "Feliz día de San Valentín". El hombre en respuesta le correspondió el gesto tomándola de las caderas y besarla nuevamente. Innumerables sentimientos se cruzaron en la mente de la menor y con los ojos como platos más opacos de lo normal, dejó caer la caja con la golosina y salió corriendo.

Las lágrimas salían y la angustia se hacía más grande. No podía estar allí. Traspasó la puerta eléctrica y se resguardó bajo uno de los iglús de plástico que había en el parque. El pecho le oprimía por dentro y la respiración era incontrolada. Poco a poco, el frío la inundaba y seguidamente empezó a toser. Se llevó una mano a la boca y la observó manchada de sangre. Las pupilas se dilataban asustadas. Era la primera vez que veía aquel fluido rojo salir de su garganta. Luego, la tos fue a peor y acabó por desmallarse por anemia.

Por otro lado, su padre salió de la habitación y vio la caja que ponía en la tapadera: para papá. Suponiéndose lo peor, corrió hasta estar en la calle gritando el nombre de su hija - ¡Ayano! ¡AYANO! - al tiempo la encontró inerte como una piedra en el mismo lugar donde cayó derrotada al suelo. Intentando de no cundir el pánico, se quitó la bata y la cubrió con la misma para después tomarla en brazos y correr hacia un hospital. La atendieron correctamente y los médicos le dijeron a Takahiro que el análisis confirmaba que tenía células malignas alojadas en el pulmón izquierdo. En otras palabras: cáncer. Incrédulo a lo que le acababan de contar, regresó a casa y se dio de baja en el trabajo, y en el instituto a Ayano.

Las tardes se las pasaba emborrachándose en los bares de lo deprimido y preocupado que estaba por la salud de su hija ¿Cómo podía ser más estúpido? En uno de sus lapsus, tuvo una idea en la que se jugaba su puesto de trabajo pero que si salía bien, salvaría de la muerte a Ayano. Mientras dormía plácidamente, la cargó en peso hacia el laboratorio una hermosa noche de luna nueva y se las ingenió para engañar a sus compañeros diciendo que había vuelto y que se tenía que ocupar de unos asuntos. Por su buen nombre, no le hicieron preguntas y lo dejaron. Después, se acercó a unas cabinas enchufadas al superordenador central de la empresa y la metió en una. Se puso a teclear y mandó a Ayano a una zona cibernética aislado. Como su cuerpo era puros datos, podría solucionar su fallo genético con ayuda de su ingenio. Por desgracia, un extraño virus se adueñó del sistema y arrastró a la chica al mundo digital.

Navegando sin rumbo en su subconsciente consumida por el odio y la ira, la oscuridad la encontró y aprovechó su estado para manipularla hacia el lado del mal. NeoDevimon se presentó ante ella en el "sueño" que estaba viviendo y la guió hacia su lado. En su guarida conoció a Angewomon que servía como sirviente. Le contó que sabía que sucedería este encuentro y que por ello estuvo respetando sus órdenes desde 5 años humanos. La luz de aquel Digimon la despertó de su trance y comprendió que tenía que mirar hacia el futuro y dejar atrás el incómodo pasado que la atormentaba cada día. Había pasado 2 años desde entonces y si quería sobrevivir, tendría que ser fuerte y no dejarse dominar por las tinieblas. Aquel lazo de amistad se materializó en un digivice que fue a parar a las manos de Ayano que rápidamente NeoDevimon fue a quitárselo. Su poder divino le impidió sostenerlo entre sus garras por lo que se adelantó a coger del cuello a Angewomon e ir absorbiendo sus datos. La morena alzó el aparato y un rayo de luz cegó al demonio y soltó a su amiga. Si hubiera tardado un segundo más, se hubiera convertido en un huevo. El milagro fue que pudo aguantar hasta ir bajando de etapa evolutiva y quedarse en Nyaramon. Con severos daños por todo su pequeño cuerpo, la tomó en brazos y salió deprisa del lugar queriéndose alejar lo máximo posible.


Extras


Línea evolutiva: Nyaramon - Salamon - Gatomon - Angewomon - Magnadramon
- Tiene cáncer de pulmón.
- Nunca se separa de su bufanda. Es su mayor tesoro.
- Le gusta los chicos que le dan seguridad.
- Actúa muy rara a veces.
- No le gusta hablar de su vida en la Tierra.
- Sucumbida por la oscuridad, mató a un Digimon destruyendo su digitama.
- Enferma con relativa facilidad.
- Adora las puestas de Sol.
- Su comida preferida son las bolas de pulpo.
- Cuando duda o necesita algún tipo de consulta, se encierra en su corazón y habla con su yo oscuro que a veces se manifiesta en su cuerpo sin avisar.


shadow © 2013



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ayano's ID

Mensaje por Tanner el Sáb Oct 19, 2013 2:59 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Tanner

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 13/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.